La Agencia Española de Protección de Datos es la Autoridad pública encargada de tutelar el derecho de supresión en caso de que el responsable de la publicación de contenidos en sociales y Redes otros sitios de internet no responda a la solicitud de supresión de un dato personal sin el consentimiento del titular de este dato.

En situaciones excepcionalmente delicadas, cuando las imágenes tengan contenido sexual o muestren actos de agresión, humillación,  y se estén poniendo en alto riesgo los derechos y libertades de la/os afectada/os, especialmente víctimas de violencia de género o personas menores de edad, o con merma de capacidades intelectuales, colectivos vulnerables, esos canales ofrecidos por los prestadores de servicios online pueden no resultar suficientemente eficaces y rápidos para evitar la difusión continuada de las imágenes, por lo que la Agencia Española de Protección de Datos ha habilitado en su sede electrónica un CANAL ESPECÍFICO PARA COMUNICAR, CON CARÁCTER PRIORITARIO, LA DIFUSIÓN ILEGÍTIMA DE IMÁGENES SENSIBLES.

Las reclamaciones recibidas por este canal serán analizadas de forma prioritaria, pudiendo la Agencia determinar, si fuera preciso, la adopción de medidas urgentes que limiten la continuidad del tratamiento de los datos personales, lo cuál es un paso decidido e importante de la Agencia de Protección de Datos en la lucha contra una de las mayores lacras de nuestra sociedad.

Para supuestos excepcionalmente delicados (difusión de contenidos sexuales o violentos), la AEPD ha puesto a disposición del público un canal de denuncia cualificado, a través del cual se pretende simplificar el acceso del ciudadano afectado a las medidas cautelares previstas en el artículo 69 de la LOPDPGDD (bloqueo de los datos) frente a la difusión ilegítima en Internet de datos tan sensibles, de forma que se logre la retirada inmediata de los contenidos constitutivos de acoso de las redes sociales e Internet, sobre todo ante el impacto brutal para la salud de las víctimas que pueden tener este tipo de comportamientos, como desgraciadamente ocurrió con el caso IVECO y otros muchos similares.

Y todo ello, de manera compatible, y sin perjuicio de las acciones basadas en el tipo penal previsto en nuestro Código Penal, -art. 197 CP y concordantes- y la recomendación que siempre hacemos desde Quantika14 de obtener evidencias de las conductas ilícitas para poder luego facilitar la aportación de la prueba en las reclamaciones judiciales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.