Comparativa-antivirus
Reinventarse o morir. En resumen, ese es el mensaje que se puede sacar de las declaraciones de Brian Dye, vicepresidente de Symantec (creadores de Norton Antivirus), en una entrevista al Wall Street Journal.

Lo mínimo que nos podemos pedir a nosotros mismos en cualquiera de nuestros dispositivos, teléfonos móviles incluidos, es la instalación de un sistema antivirus para detectar virus, troyanos y demás malware si bien, el problema radica en la rapidez en que los cibercriminales se adaptan a las nuevas tecnologías y la imaginación que desarrollan para ponernos en jaque, siendo capaces de saltarse esta primera barrera de contención y llegando sin más problemas a los datos personales que guardamos en nuestros ordenadores, sin contar con las amenazas que suponen las páginas maliciosas, el phishing, el spam y los nuevos peligros que podemos encontrarnos en las redes sociales.

Por todo ello, en lugar de luchar para mantener a los chicos malos fuera de nuestros dispositivos, las nuevas tecnologías de una serie de compañías, ya asumen que los cibercriminales se van a salir con la suya y su objetivo real es detectarlos y minimizar los daños.

Por ejemplo, el fabricante de equipos para redes Juniper Networks, coloca datos falsos en sus firewalls para distraer a los piratas informáticos. Forma Security, trata de dificultar el uso de las contraseñas y número de tarjetas de crédito que suponen fácilmente robadas. FireEye, que pagó mil millones de dólares por una pequeña empresa dirigida por antiguos investigadores de las Fuerzas Aéreas, escanea las redes de código informático malicioso para buscar quien la hizo pasar por primera vez.

Visto lo visto, Symantec no quiere quedarse atrás de manera que, Brian Dye está liderando un esfuerzo de reinvención creando su propio equipo de respuesta a empresas que hayan sido vulneradas, realizando una inversión de 70 mil millones de dólares al año.

Symantec fue pionera en la seguridad informática con su software antivirus a finales de los ochenta, inventando la tecnología que mantiene a los cibercriminales fuera de nuestros dispositivos al realizar una lista de código malicioso descubierto en las computadoras, pero, tal y como hemos comentado, cada vez son capaces de aprovechar más y más nuevos errores, tanto es así, que se estima que los antivirus ahora captan sólo el 45% de los ataques cibernéticos.Eso coloca a Symantec en una aprieto porque aunque los antivirus y otros productos que se ejecutan en los dispositivos individuales siguen representando más del 40% de los ingresos de la compañía, no es una cifra suficiente pues, como dice Ted Schlein, que ayudó a crear el primer producto antivirus de Symantec, este tipo de software es “necesario pero no suficiente”.

Así que, matizando un poco las palabras de Brian Dye, no se trata que realmente los antivirus estén muertos sino que deben ser considerados como sólo una herramienta más, que necesita complementarse con otras nuevas tecnologías habidas y por haber, nuestra prevención y el sentido común.

2 thoughts on “Los antivirus están muertos”

Responder a Jorge Websec Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.