¿Tienes Instagram privado, Trini?

La semana pasada, Trini nos contó el desliz que tuvo vinculando su cuenta de Tinder con la de Instagram.

Trini, no suele tener cuidado con este tipo de cosas. No mira nunca los permisos que concede cuando se descarga una aplicación, no lee, jamás, los términos y condiciones cuando acepta un servicio, y tampoco da importancia a vincular sus cuentas en las distintas redes o plataformas.

Desde QuantiKa14, hemos querido hacer un recopilatorio de consejos básicos para usar de forma segura las redes sociales, esta semana nos vamos a centrar en Instagram.

Vamos a empezar por la configuración de la cuenta.

Lo primero que nos pide Instagram es nuestro número de teléfono, para proteger nuestra cuenta, más tarde podremos asociarlo para que nos envíen un código de doble verificación al iniciar sesión.

Es aconsejable tener este código activado, así, siempre que iniciemos sesión en un dispositivo nuevo, recibiremos un SMS en nuestro teléfono móvil.

Accedemos a la configuración de la cuenta y bajamos hasta el apartado Privacidad de la cuenta en esta pantalla nos ofrece la posibilidad de hacer la cuenta privada, esto implica que solo nuestros seguidores podrán ver las fotos que subimos y la actividad de nuestra cuenta.

¿Sabéis que nuestros seguidores ven los likes que hacemos? Solo si la cuenta es pública o ellos también la siguen, si privatizas tu cuenta, solo quien tu elijas sabrá si te gustan los vídeos de postres, de gatitos o de hacer bolillos.

En esta ventana, también podemos borrar el historial de búsqueda, recordar las publicaciones que nos han gustado y restringir los usos de datos móviles. Es aconsejable detener el uso de datos en segundo plano ya que Instagram es una de las redes sociales que más datos consume.

Estas son las opciones de configuración que Instagram nos ofrece para privatizar nuestra cuenta, vamos a entrar en cada una de las opciones y a detallarla un poco mejor.

La primera opción es Privacidad de la cuenta, siempre que nos pregunten si queremos que la cuenta sea privada, la respuesta deber ser SÍ.

Y si no, que se lo pregunten a Trini… ella, ya la tiene privada, así evitará que gente que no conoce vea sus fotos, porque como ella dice, sus fotos son un “diario gráfico de su vida” y da detalles de toda su rutina y sus sitios favoritos.

Conectado, en línea, activo, en todas las redes sociales nos encontramos con esta opción que avisa anuestros contactos si estamos al otro lado de la pantalla.

Trini siempre dice que nadie tiene que saber si tiene insomnio o si se levanta a las 2 de la tarde los domingos, ella quiere evitar que su madre la vea conectada cuando se supone que está estudiando.

Pero, lo cierto es que lleva razón, si mostramos el estado de actividad, cualquiera puede saber nuestras rutinas.

Hemos llegado a las famosas historiaslo primero que nos preguntan es quién nos puede responder a las historias que subimos comiendo tostadas de  aguacate.

Lo más aconsejable es que solo permitamos que lo hagan las personas a las que seguimos, así podremos evitar mensajes desagradables, o de personas con las que no tenemos relación.

También nos permiten seleccionar dónde vamos a guardar esas historias, si las guardas en galería, las tendrás en tu teléfono, si no tienes espacio para más, puedes guardarlo en el archivo. (Solo nosotros podremos verlas)

En este apartado, contenido compartido, puedes seleccionar si tus seguidores pueden compartir o no tus publicaciones e historias, si no eres “influencer” y no vives de esto, te aconsejamos que no lo permitas. ¿Para qué quieres que se puedan compartir tus fotos?

A Trini hemos tenido que hacerle una comparativa en la vida real, es como si repartiese sus fotos en el mercadillo de los jueves o como si grabase sus historias en la estación de Santa Justa, además de sus conocidos, la vería cualquiera.

Con respecto a compartirlo en Facebook, eso es una decisión personal, pero quizá a nuestros amigos les sature un poco ver todas las publicaciones repetidas ¿No crees?

Controles de comentarios , un amigo fiel, selecciona quien puede comentar nuestras publicaciones, como en todos los apartados anteriores, lo recomendable es que solo lo permita a las cuentas que seguimos. También podemos consultar las cuentas que tenemos bloqueadas.

Lo más interesante, en nuestra opinión, es el filtro de contenido ofensivo, con esta opción evitaremos cualquier comentario que Instagram considere ofensivo, insultos y contenido sexual principalmente. Y al ser automático también nos ahorraremos el mal trago.

El último punto, que no por ello menos importante, es cuentas vinculadas, el dolor de cabeza de Trini la semana pasada. En esta sección podremos seleccionar con que redes sociales y plataformas vinculamos nuestra cuenta de Instagram.

Creemos que no hace falta repetirlo, pero si no quieres que cualquiera te acribille a mensajes, no vincules tus cuenta con apps de citas.

La semana que viene, hablaremos de la privacidad en Facebook, atentos a nuestras redes sociales.

Si quieres comprobar si tú nombre o tú número está siendo usado en alguna red social, echa un ojo a nuestro bot de telegram Dante Gates.

 

 

 

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *