Ese piso en alquiler no es un chollo, es una estafa

¿Quién no ha sido víctima de alguna estafa? Ya hemos hablado de las estafas en los alquileres. ¿Y quién es mejor a la hora de identificar una estafa que quienes la han sufrido e investigado? Traemos un artículo muy especial. Gracias a Naiara Morales (LinkedIn: https://www.linkedin.com/in/naiara-morales-rodríguez/ ) que ha querido colaborar con nosotros publicando este post en el blog contando paso a paso una investigación que realizó para identificar una estafa que sufrió buscando un piso en Madrid.

Sin hacer spoiler, os dejo una breve presentación. No obstante, si quereís saber más sobre su carrera profesional os invito a entrar en su cuenta de LinkedIn que hemos dejado anteriormente.

Naiara Morales es Analista de Inteligecia y actualmente trabaja en el ámbito de la Ciberinteligencia. Licenciada en Psicología y con un Máster en Inteligencia Ecónomica y Relaciones Internacionales, es una apasionada de la tecnología. De sus conocimientos en Psicología, deriva un gran interés en Ingeniería Social y en como concienciar a los usuarios de los peligros a los que pueden estar expuestos.


En abril de 2018, buscar un piso en alquiler en Madrid a un precio “razonable” era una odisea. Los precios, que llevaban ya un tiempo subiendo, se habían​disparado un 7,8% solo en el último año​. Uno de los factores principales en el alza de precios era que la demanda de viviendas en alquiler superaba ampliamente a la oferta disponible.

En una situación de este tipo no es extraño que aparezcan delincuentes intentado sacar provecho de la coyuntura. En este artículo vamos a usar un caso real para:

  1. Mostrar cómo pueden actuar para intentar engañar a sus víctimas.
  2. Aprender a detectar anuncios sospechosos.
  3. En general, mejorar nuestro nivel de protección en Internet.

El 3 de abril de 2018 se detectó un piso en ​Idealista​ que llamaba la atención por 4 motivos:

  1. El precio: 785 euros al mes.
  2. El tamaño: 85 m2.
  3. La ubicación: calle Palma, en pleno Malasaña, zona con altísima demanda.
  4. Las fotos. Todas de gran calidad y mostrando un piso muy cuidado y amueblado.

En general, es posible encontrar pisos que se aproximen a lo que se busca por ubicación, tamaño o precio. Pero en la situación actual es muy poco probable que se den los tres factores. Y desde luego unas fotos de revista pueden ser la guinda… o ser lo que termina de encender las alarmas.

Ante la sospecha de que el inmueble​anunciado fuese una estafa,​se reporta la situación a Idealista y el mismo día lo eliminan. A su vez, ​se establece contacto con el anunciante para recabar la mayor cantidad de información posible.

El anunciante El mismo día 3, establecemos contacto con el anunciante a través de WhastApp. Aunque en el anuncio la persona de contacto que aparecía era “Carla”, él se presenta como Raphael y cuenta la siguiente historia (transcripción literal):

“Hola, en primer lugar lo siento por mi espanol, aqui tienes el nuevo enlace de idealista, cometieron un error con mi último anuncio. http://www.idealista.com.rental-estate.site/40073908/ El precio es de €785/Mes, muy importante, las utilidades: comunidad, luz, aqua, son Incluido en el precio + 1 Plaza de parking. Mi nombre es Raphael y soy disenador grafico de Suiza. Compré este piso cuando estaba estudiando en España. El unico inconveniente es que mi trabajo no permite que me vaya de Suiza incluso para un solo dia por que acabamos de contratar nuevo personal y yo estoy a cargo de su formacion. No tengo a nadie ali para ensenarte el piso y estoy el unico con las llaves por eso tenemos que hacerlo todo con una agencia. Esto no ne afectara, puedo arreglar para alquilar el piso de Suiza (en mi costa, por supuesto). Puedes decirme un poco más sobre ti? En que trabajas? Cuántas personas vivirán en el piso?”

Aquí hay varias cosas que deben hacernos desconfiar: 1. El anunciante nos cuenta una historia para explicar que no va poder enseñarnos personalmente el piso. 2. Además, no tiene a nadie aquí para hacerlo por él, pero nos va a poner en contacto con una agencia. 3. Mejora la oferta, ya que aunque existen todos los inconvenientes que acaba de decir, nos informa de que todos los gastos están incluídos y añade una plaza de aparcamiento. 4. Pero lo más importante, ​el enlace que nos proporciona es de una página falsa​. El estafador es consciente de que los anuncios no van a durar mucho en Idealista. Tarde o temprano alguien lo denunciará a la página y lo retirará. Así que que una vez que alguien ha picado el anzuelo y se ha puesto en contacto con él, necesita que siga pareciendo que el anuncio existe.

¿Cómo sabemos que se trata de una página falsa?

Aunque para quien no se ha encontrado con algo así puede parecer similar, la realidad es que el anuncio auténtico está en idealista-punto-com y a continuación el código del anuncio. El falso es rental-estate-punto-site y luego el código del anuncio. El término idealista al principio es un subdominio. El estafador se aprovecha de lo confuso que esto puede resultar para hacer pasar una página falsa por auténtica. Una forma muy sencilla de comprobarlo es acceder mediante Mozilla Firefox. Este navegador resalta en negrita el dominio al que intentamos acceder.

La página falsa es un clon exacto del anuncio en Idealista:

Una búsqueda rápida en ​Whois nos informa además de que el dominio se creó el día anterior:

El método de pago

Raphael, siguiendo con su ficción de que no puede desplazarse a Madrid a enseñarnos el piso por más que se le insiste, dice que para ​nuestra seguridad y la suya quiere hacer el pago a través de ​HomeAway​. HomeAway es una plataforma similar a Airbnb en la que se ponen en contacto anfitriones y huéspedes para alquilar alojamientos. En Airbnb los pagos se hacen siempre directamente a Airbnb y ellos son los que pagan al anfitrión. Sin embargo HomeAway dispone de una política de pagos más amplia. A parte del pago con tarjeta a través de la plataforma, se puede pagar en efectivo al llegar al alojamiento, mediante cheques, transferencias… ​HomeAway es consciente de los riesgos​ que implica y aunque lo ​desaconseja​, lo permite.

Raphael envía un enlace a la página oficial de HomeAway para que consulte las condiciones.

Una vez que acepto, ​envía un nuevo mensaje con un enlace directo al anuncio del piso en HomeAway.

Al repetir el proceso de comprobar el dominio en​Whois​, se comprueba que fue creada hace 12 días.

Tras seguir el procedimiento solicitado por el estafador, se realiza la reserva (con datos falsos) en la web clonada. A los pocos minutos se recibe un correo electrónico confirmando la reserva y solicitando un ingreso en un número de cuenta por valor de 2.355 euros para no perder la reserva.

Datos recopilados

Esta investigación tuvo como objetivo informar a la policía de una actuación que tenía todos los ingredientes para ser una estafa de libro. Por ello se recopilaron varios datos que Raphael envió:

  •  Un correo de contacto: ​pedrini.*******@gmail.com
  •  Documento de identidad de un ciudadano suizo y fotos personales que incluían a menores.

  • Documentación de la agente que iba a recoger la transferencia y hacerse cargo de enseñar el piso.

¿Qué ha pasado?

En resumen podríamos decir que el proceso consiste en que el presunto estafador sube un anuncio a un portal de alquiler de pisos. La información que proporciona no se verifica. Aunque la página retire el anuncio, es posible que a esta persona ya le hayan contactado decenas de personas. Todas ellas, potenciales víctimas.

Ahora el estafador tiene que conseguir convencer a la potencial víctima de que sus motivos para no poder enseñar el piso son legítimos. Una vez que esto está más o menos establecido, insiste en usar una plataforma de pago legítima para que las dos partes estén cubiertas. En este momento es cuando entra en juego la parte más sofisticada a nivel tecnológico de la estafa.

El criminal tiene registrados varios dominios, creados para este cometido, en los que aloja páginas clonadas a las que redirige a las víctimas. Estas páginas se pueden identificar al detectar nombres que no se reconocen en la dirección y también pinchando en los diferentes elementos de la web. Normalmente no llevan a diferentes partes del sitio, si no de vuelta al propio anuncio en bucle.

El estafador no va a ser quien recoja el dinero. Mandará a una mula (el agente de HomeAway). Estas personas pueden ser cómplices voluntarios que cobran una comisión por el trabajo o también personas que son forzadas a realizar estos trabajos.

Esta estafa lleva aparejada al menos un robo de identidad. La correspondiente a las fotos de la documentación de Raphael, que es el mismo hombre que sale con niños pequeños en diversas fotos que nos envía para convencernos de que es una persona de fiar.

Las banderas rojas

Este tipo de estafas tiene varios indicadores claros que nos pueden alertar de que nos enfrentamos a un timo:

  1.  El anuncio destaca por precio/m2, situación o estado del inmueble.
  2. El anunciante no quiere/puede hablar con nosotros por teléfono. Insiste en mantener la comunicación por chats (WhatsApp) o email.
  3. Por el motivo que sea, no puede enseñarnos el piso. De hecho, no hay ninguna forma de que lo veamos antes de hacer un primer pago “como señal”. No importa cuanto insistamos. De hecho, en la negociación puede decir que si no estamos tan interesados, no nos lo alquilará, que tiene más candidatos esperando.
  4. El timador puede enviarnos enlaces a páginas falsas (recuerda, revisa la dirección y el funcionamiento general de la página) para hacer el pago. El pago puede ser con tarjeta o por transferencia.
  5. Para ser una persona que nos va a alquiler su piso, normalmente piden poca información sobre nuestra solidez financiera. En cualquier caso, si la piden, precaución. Pueden usarla para realizar un robo de identidad. Ante la mínima sospecha, no adelantes dinero y no envíes imaǵenes de tu documentación, número de cuenta o nóminas.

¿Qué se puede esperar de la situación actual?

Pues lamentablemente, que siga ocurriendo. La ​situación de los precios es similar a la que había cuando se realizó la investigación. En el gráfico siguiente se puede observar la evolución de los precios de viviendas de entre 60 y 90 m​2 en Madrid publicadas en https://www.enalquiler.com/​.

Los precios de diversos anuncios detectados, que se han considerado sospechosos, comparados con el precio medio de un inmueble de la zona destacan claramente:

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *