GynHackana el próximo 31 de agosto en Reinosa [SH3LLCON]

El próximo 31 de agosto y 1 de septiembre en el norte, en Reinosa, pueblo de la provincia de Cantabria. Hay un evento muy especial. Porque se organiza una GynHackana. Pruebas de hacking, y quién sabe quizás nuestro Pastor Gambrinus está por allí. La historía es:

 

Unos Hackers del este de Europa han venido a Reinosa para destruir la población con una potente bomba nuclear que contaminará las aguas del Ebro y todo el mar Mediterráneo si no les dan la receta de cocina de las tradicionales pantortillas… Necesitamos a los mejores profesionales de seguridad que quieran luchar contra ellos durante 48 frenéticas horas en la primera gymHACKana mundial en vivo… Si quieres formar de la historia, éste es tu sitio…

Cuenta la leyenda que por el año 2017 la unidad de reparto de Correos de Reinosa obtuvo el Segundo Premio Nacional de la Excelencia, clasificándose como la segunda mejor unidad de reparto de la entidad postal de toda España en su categoría, entre una de las cosas por lo cual se le galardonó aunque no se pudo hacer público. Fue por su captura y persuasión de algunos de los malvados hackers del este de Europa, los cuales o les entregaban sobres con algunas pistas para desactivar el explosivo o no saldrían del calabozo en el que pactaron con la Policía de Reinosa dejarlos allí retenidos de por vida.

Las autoridades de Reinosa no tenían claro quien estaba en el lado del bien y del mal, así que decidieron mandar al calabozo a todo aquel que encontrasen hackeando en el pueblo, por aquel entonces tardaban una hora en verificar en qué lado de la línea estaba el detenido, así que debían andar con cuidado ya que aunque fueron a salvar la población, si eran detenidos hackeando perderían una hora encerrados, sólo los individuos de guante blanco, podrían llegar al inicio de la computación.

Sobre un papel de un grosor especial, había un enigma para liberar al herrero del pueblo, el cual fue capturado y encarcelado en su propio domicilio por los ciberdelincuentes. Más de 50 candados cerraban las puertas de su vivienda y solo si conseguían hablar con él, les daría información para encontrar un punto de acceso. Sólo rompiendo su cifrado podían obtener las coordenadas del Scape the Room donde se encontraban el resto de los malvados hackers. Deberían hablar con ellos para conseguir información sobre la desactivación del explosivo, pero había un pequeño problema, todo aquel que entrase en el habitáculo, se vería en la misma situación… un infernal Scape the Room.

Seguir leyendo: https://www.sh3llcon.es/historia-sh3llcon-reloadead/

Inscripción: https://www.sh3llcon.es/tu-compra/

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *