¿Pueden los padres acceder a las cuentas de sus hijos?

parental control

“Privacidad de los menores en Redes Sociales. Intervención de los padres o tutores en ejercicio de las funciones de la Patria Potestad”.

El Tribunal Supremo se ha pronunciado recientemente en un caso que puede ser bastante habitual: ¿Pueden los progenitores o tutores usar las claves de sus hijos para acceder a sus conversaciones privadas por Facebook, Twitter, WhatsApp, etc.?

Se trata de la Sentencia del Tribunal Supremo Sala 2ª, S 10-12-2015, nº 864/2015, rec. 912/2015, que aborda un caso de conflicto de derechos. Cuando hablamos de menores y tecnologías, existe un posible conflicto entre el derecho fundamental a la intimidad del menor, que tiene como cualquier ciudadano, y el deber de los padres o tutores de preservarlos de los daños y peligros que puedan sufrir, y velar por el correcto desarrollo de los niños y niñas que hoy día están hiper conectados a las Redes.

En las conclusiones de la sentencia, se hace referencia a la tenencia de la clave de la menor por parte de la madre, -sin entrar a explicarse cómo la obtuvo- y no considera que la aportación de las conversaciones de su hija al proceso, sean ilícitas porque, en ellas se detectaba que estaban cometiendo un delito contra su hija. En este caso, esa prueba unida a otras que se presentaron, no es ilícita.

La segunda conclusión se refiere a la función tutelar de los titulares de la patria potestad, (padres o tutores) y defiende que la madre accede a esa cuenta ante signos bastante ostensibles de que se estaba produciendo acoso contra su hija. Además, esto es importante, el acoso seguía produciéndose en el momento de la madre obtener estas conversaciones sin que su hija lo supiera, y añade el TS que se trataba de una actividad delictiva no agotada y había que evitar que continuara, dado que el tratamiento no es el mismo que las valoraciones y ponderación sobre la licitud de la prueba, cuando se trata de investigar delitos ya ocurridos y pasados en el tiempo, que cuando se trata, además, de impedir que se siga produciendo.

El tercer punto a reseñar de la Sentencia, es que el TS considera que las declaraciones de la menor constituyen prueba independiente a favor de las conversaciones entregadas por la madre, de forma que existe una prueba plena y autónoma de los hechos ocurridos.

Este interesante criterio del Tribunal Supremo no significa que los padres puedan en cualquier momento y circunstancia, tener acceso a los contenidos de los perfiles en las redes sociales o perfiles de distintas aplicaciones de sus hijos, pero sí en casos concretos como el analizado, cuando hay motivos para sospechar que el hijo o la hija menor (o persona menor sometida a tutela, o discapacitado, etc.) puede estar sufriendo algún delito tipo de ciberacoso que respaldaría esta intervención.

Desde Quantika14 siempre decimos que la formación y la educación a los menores en valores de respeto, igualdad y protección de la privacidad al usar la Red, son la mejor prevención para que estas situaciones podamos evitarlas.

 

banner-auditoria-fortificacion

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *