La Seguridad Virtual de Fernández Díaz

Seguridad Virtual

Salvador Gamero |

En la Declaración Institucional realizada tras la reunión de los integrantes del Pacto Antiyihadista, celebrada por partidos políticos españoles a raíz de los atentados ocurridos en Bruselas este reciente 22 de marzo, el ministro del Interior D. Jorge Fernández Díaz, hizo una larga exposición de conclusiones. Entre ellas, destaca (ya sabidas por otra parte), que España se encuentra en alerta antiterrorista de grado 4 sobre 5 y el anuncio de subir el grado de alerta en las instalaciones aeroportuarias de 1 a 2 sobre 4. En el mismo sentido, declaró “el alto grado de alerta de Seguridad Virtual” y lo amplió dando gran importancia a las redes sociales.

En este artículo vamos a analizar el uso indebido de la palabra virtual en este contexto, no con afán de enmendar la plana al señor ministro (que bastante trabajo tiene ya como para estar pendiente de mis reflexiones), sino para aclarar términos que se confunden constantemente en la sociedad y los medios.

Sabemos que la palabra virtual, hace referencia a cosas que no existen y que se simulan de manera informática. El ejemplo más claro lo tenemos en la realidad virtual: creación de un mundo paralelo en el que podemos interactuar con las nuevas gafas VR (Virtual Reality) tan en auge estos últimos meses. Una partida de ‘Comecocos’, también sería algo virtual, puesto que es “sólo código”, ceros y unos en un ordenador.

Es cierto que las redes sociales no existen en la realidad, por lo tanto son un mundo virtual, pero a lo que nos referimos no es a la plataforma digital, sino a la comunicación que se hace efectiva en ella, sería como decir que una conversación telefónica o una videoconferencia no es real, por lo que confundimos el soporte en el que se realiza con el fin mismo: la comunicación. ¿Y que comunicamos? Información.

Definimos la información como un conjunto de datos ya tratados y ordenados. De la seguridad de estos datos, de las vías de transmisión, etc. se hace cargo la seguridad informática y la seguridad lógica pero claro, hacemos referencias a sistemas concretos, por lo que estas “seguridades” no incluyen el concepto que buscamos.

La información puede estar almacenada en multitud de soportes distintos, utilizando diversos canales de transmisión. Las redes sociales son solamente una de ellas y sabemos que los terroristas utilizan, por ejemplo, los sistemas de las consolas (PlayStation o Xbox) para comunicarse. También existe comunicación fuera de Internet, como los mensajes SMS de móviles o redes como FireChat (a través de P2P, permite la intercomunicación sin necesidad de que los dispositivos tengan acceso a redes 3G, 4G o WiFi).

A este conjunto de escenarios, es a lo que popularmente llamamos ciberespacio. No es sólo Internet, no son sólo las redes móviles, no es sólo la TV OnLine, no es sólo el WhatsApp… Es la suma de todos ellos.

Por lo tanto, nos quedamos con dos términos que podríamos usar en el contexto propuesto “Seguridad de la Información” (estando ésta contenida en cualquier tipo de soporte y sujeta a cualquier tipo de transmisión), o “Ciberseguridad” (seguridad del ciberespacio), dos términos que, no siendo sinónimos, si hubiera sido correcto utilizar.

Lo importante, en realidad, es que los servicios de inteligencia sean capaces técnicamente de acceder a los datos, tener los algoritmos necesarios para convertirlos en información manejable, y que ésta sirva para llegar al conocimiento necesario que permita anticiparnos a sus intenciones.

Por otro lado, confío en que ésta situación, no sea una simple excusa para atentar contra la privacidad e intimidad de la población, modificando de nuevo normas y leyes de rango europeo para monitorizar a sus ciudadanos. OSINT (inteligencia proveniente de recursos abiertos) representa, en algunos casos, más del 70% de la información recogida por los servicios de información.

Si gestionamos debidamente esta información conseguiremos gran parte del objetivo.

banner-auditoria-fortificacion

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *