Por qué no deberías usar un pendrive que te encuentres

Vas por la calle, miras hacia abajo y ahí está, esperando una mano anónima que lo recoja y lo lleve a un nuevo hogar. Tú, el de la mano anónima, te sientas en la silla, lo conectas a tu ordenador et voilà: acabas de regalarle un bonito malware a tu pertrecho PC.

USB DALEKA todos nos ha pasado, estás en la sala de ordenadores de la facultad o en tu puesto de trabajo y alguien se ha dejado un pendrive enchufado o sobre la mesa. ¿Un pendrive gratis? ¡Ni me lo pienso! Pero pueden pasar muchas cosas. Si está ahí, es muy probable que ha haya estado conectado a ordenadores públicos y vaya usted a saber cuántos virus, malwares y troyanos puede tener. Un pendrive puede ser como una rata en la era de la peste, transmitiendo virus a todo lo que se conecta.

Pero la única posibilidad no es que sea un despiste o una pérdida accidental. ¿Y si ha sido abandonado intencionadamente con malas intenciones? No sería la primera vez que se hace algo parecido. Un pendrive perdido es algo que pocas personas rechazan y una forma muy directa y sencilla de infectar un ordenador o todo un sistema. Les pasó a los propios servicios de Inteligencia de EE.UU. En 2008, un pendrive insertado en uno de los ordenadores introdujo “por una agencia de inteligencia extranjera descargó su programa en una red administrada por el Mando Central militar de EE UU”. Reconocido dos años después por la administración norteamericana, este programa silencioso pasó información sobre las operaciones secretas a otro país sin que nadie se diera cuenta. Estados Unidos también ha usado este tipo de métodos contra Irán, al menos desde 2006. Uno de los programas espías fue Stuxnet, que pirateó 1000 de las 5000 centrifugadoras de uranio de las instalaciones nucleares de Natanz. El retraso en el programa nuclear iraní debido a los virus informáticos fue de entre un año y medio a dos años. Se especula que el virus entró a través del portátil de un empleado o por un pendrive.

Un pendrive que te encuentres podría contener un programa oculto que infecte tu ordenador y se dedique a buscar y encontrar contraseñas y números de cuentas bancarias, por ejemplo. Así que la próxima vez que te encuentres uno, mejor déjalo en el sitio.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *