#DEPRaphael. Los peligros de internet

untitled

Lo que iba a ser un solo tuit por mi parte, se convirtió rápidamente en dos, esos dos en tres, los tres tuits en una serie completa de ellos y, esa serie en una entrada de facebook que, al final se ha convertido en este post y, es que ayer domingo me pasé aproximadamente unas tres horas siguiendo un hashtag que, obviamente, me llamó la atención por lo que podría ocurrir con él: #DEPRaphael.

A los cientos de tuits que utilizaban este hashtag para mostrar su sorpresa, su malestar y dar el pésame a la familia, otros pocos decían que no se lo creían por lo cual, los siguientes tuits llegaban diciendo que lo habían escuchado en alguna radio latina y leído en algún medio digital de México pues, Raphael se encontraba por allí en una gira pero, seguía sin ser suficiente para unos pocos usuarios.

Fue más o menos entonces cuando alguien con algo de criterio, preguntó cómo podía ser si hacía menos de una hora que había tuiteado en su cuenta oficial siendo contestado por un defensor de la verdad de la noticia con que, podía ser un bot, es decir, un tuit pre-programado con anterioridad, lo cual, aunque me pesara ayer, podía ser perfectamente normal gracias a programas creados para ello.

La tarde seguía y, además de las menciones de la gente sobre la posible muerte de Raphael Varane, el jugador del Real Madrid y, Raphael la tortuga ninja mutante adolescente, aquellos que creían a pies juntillas que se trataba del cantante, se convertían poco a poco en minoría ante los escépticos que no se lo creían por lo cual, no tardaron en aparecer capturas de pantalla de las versiones digitales del ABC y de El País anunciando la noticia. De nuevo había “pruebas” y los usuarios quejándose de los irrespetuosos que les llamaban necios creció.

Vuelta a la tortilla poco después porque el hilo siguió evolucionando hacia quienes pedían los links de esas noticias y más seriedad cuando, como el péndulo de Foucault, se reconfirmó la noticia “gracias” a dos capturas de RTVE en las que se veía la imagen del cantante indicando que había fallecido a los 71 años y un titular breve indicando la noticia sobre la imagen del entrenador del Real Madrid, tal y como ocurre, por ejemplo, en el 24horas.

Todo terminó (por decir algo) cuando muchos tuiteros se hicieron eco que, sobre las 18h, María Teresa Campos en su programa “Que Tiempo Tan Feliz” dijo que habían hablado con el artista y que la noticia era falsa.

Es curioso que entonces, en lugar de disculparse quienes habían lanzado el hashtag y retractarse quienes habían hecho RT de una noticia no contrastada, lo que ocurrió fue que, además de señalar como posibles culpables a los usuarios de un conocido foro en el que no se habla de automóviles (no hace falta que diga cual ¿verdad?), se empezó a utilizar este hashtag como introducción a otro: #PPMatoARaphael con la teoría que habían sido las Nuevas Generaciones del PP quienes, ante el éxito de #SiNoVotasEllosSeRien, habían ideado la noticia para intentar desbancar el que estaba siendo Trending Topic en España.

Poco más ocurrió después y, aunque aún había gente que utilizaba el hashtag dándolo por hecho, sin leer comentarios anteriores y sin informarse más allá de saber que esta etiqueta existía, parece ser que los demás por fin entendieron que todo había sido un bulo.

Más curioso fue ver cómo había usuarios que la tomaban con ABC, El País y RTVE acusándolos de dar noticias falsas sin contrastar, utilizando la red para acusar a estos medios sin pensar en que las capturas podían ser falsas cuando, un poco antes, un usuario de twitter se jactaba de que en el Telediario de La1, para ilustrar la noticia de lo rápidamente que se había extendido el bulo por internet, había sacado su fake como ejemplo (¿o es que pensamos que photoshop sólo sirve para enlucir a modelos?)

A estas alturas, todavía habrá quien piense que realmente está muerto, quien crea que ha sido un complot ideado desde la calle Génova, quien “sepa” que han sido un par (o cuatro) de foreros con ganas de liarla o, incluso, quien no se haya enterado de nada y, más allá de la anécdota (por llamarlo de alguna manera), de los comentarios positivos que la gente ha podido hacer sobre la carrera artística de Raphael y de los negativos sobre su participación en el anuncio de la lotería de Navidad, lo que iba a ser un tuit y se ha convertido en este artículo preguntándome si seré el único tonto de España que ayer se sintió amenazado por lo ocurrido.

O sea, alguien (por el motivo que sea) lanza un hashtag y, (por el motivo que sea) la gente se hace eco y lo empieza a utilizar; ante quienes dicen que eso debe ser mentira, otros juran haberlo escuchado en una radio y en otros medios hispanoamericanos; ante quienes piden más pruebas, otros se encargan de realizar (de una manera tan fácil como un “chas”), capturas falsas de la noticia en medios nacionales… ¿y a nadie le extraña?.

Cuando se descubre que es mentira, aquellos que le han dado validez, acusan a esos medios por no contrastar la noticia sin preocuparse ellos mismos de saber que esas capturas son falsas… ¿y a nadie le extraña?.

En lugar de dejarlo ahí, hay quienes se aprovechan de la situación y de nuevo sin pruebas, acusan a unos u otros señalando arbitrariamente culpables según su beneficio… ¿y a nadie le extraña?.

Es posible que aprovechando el tirón que estaba teniendo el hashtag, en lugar de mandar un tuit bromeando con la venta de una wii, alguien hubiera aprovechado para poner un link con malware como hicieron con un supuesto video del avión de Malaysia Airlines, de manera que fácilmente muchos habrían picado… ¿y a nadie le extraña?.

Tampoco es difícil pensar que, si un “simple” usuario, con un “simple” hashtag “la ha liado parda” entonces, quienes tengan un equipo y recursos para hacer algo aún más grande, podrían hacer con nuestras ideas, acciones o nuestros datos cualquier cosa… ¿Y A NADIE LE EXTRAÑA?.

¿Qué concepto tenemos realmente del poder de internet?, ¿de verdad nos creemos que nada pasa?, ¿acaso todo vale?…

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *